lunes, 22 de julio de 2019

LA CODOSERA RELIGIOSA.








LA CODOSERA Y EL CLERO.

Buenas a todos

Fijaros que este pueblo debería de ser uno de los más religiosos del entorno por la cantidad de ermitas que tiene y además, porque aquí también tenemos  el Santuario de la Virgen de Chandavila, pues a pesar de eso,  no.  En este punto seguro que igualmente ha influido la poca suerte que,  con los curas, que desde hace aproximadamente, mas o menos, casi un siglo que,  por aqui han pasado, el resultado no ha sido muy bueno. Eso es lo que cuentan los abueletes de más edad, suerte con ellos, suerte,  no hemos tenido. Unos por una cosa y otros por otra, la huella que han dejado a su paso por aqui,  no ha sido buena y eso que, a pesar de que,  tenemos aquí, como digo, a la Santísima Virgen. Pues nada.



Con la llegada del mes de julio, aunque ya finalizando, la actividad por las calles del pueblo se duplica. Comercios, industrias, bares y restaurantes, lo notan a la hora de hacer caja. A las puertas del mes de agosto, la economía se multiplica y, en uno de esos negocios de más afluencia de público, sobre todo por la mañana a primera hora,  la churrería de Fareo fue precisamente, cuando el otro día saludé a unas vecinas y conocidas que, sentadas a una mesa,  desayunaban en compañía del párroco local, don Antonio. En un principio, este señor, me volvió la espalda pero al comentar en el grupo que a él no lo saludaba porque todavía no me había dado el pésame tras el fallecimiento de mi esposa, saltó de la silla, como un resorte, y se unió a la conversación. Naturalmente que el tema, por el que quiso justificarse, fueron los motivos de tal desavenencia, y la suspensión por su parte de la Vigilia Pascual, en la Semana Santa, con la entrada  en el templo de los campanilleros para celebrar la Resurrección de Cristo. La conversación subió de tono por ambas partes transmitiéndole mi impresión de que, con su actitud, había privado al pueblo de una parte muy importante de su fiesta centenaria y popular, con un contenido turístico en alza, al interesarse en los últimos años, los medios, prensa y tv., por este acontecimiento, tan interesante para la economía local, incluso barajándose la posibilidad para ser declarada de interés turístico regional por la Junta de Extremadura.



                     
           Pues bien. Los dos nos quejábamos del pasado. El diciendo que no estaba de acuerdo de todo lo que se ha escrito y yo repitiendo que el pueblo calla, por ser humilde, pero en el fondo siente una pena enorme por la actitud un poco subida de tono del sacerdote.




Casi al final de la conversación, le manifesté que, tras estudiar este caso con un letrado, íbamos a denunciarlo para tratar de recuperar lo prohibido y la respuesta que dió ante mis narices, porque casi me las pone junto a la cara, fue que yo no tenía güevos. Al escuchar semejante insulto, me quedé totalmente cortado y le respondí que, él, sí que los había demostrado que los tenía. Y es que, en ese momento, tal insulto, salido de la boca de un servidor de la iglesia, jamás lo había contemplado. Siembre había creido que los sacerdotes le rezaban  a Dios, a la Virgen o a los Santos para conseguir sus fines en la tierra, pero nunca anteponer la hombría, el ser mas hombre para lograr sus propósitos. Hacer las cosas por huevos, es una palabra chabacana y demuestra quien es este siervo de Dios.



                   A parte también, este insulto en el argot de confrontación intuye un desenlace provocador que, en la mayoría de los casos,  nunca se sabe como termina. Quizás esto último eran sus pretensiones, ya que su insulto ante mis narices fue una provocación en toda regla, a la que yo no respondí, quizás no tal como el había pensado, pues este su proceder, según afirman testigos en otros litigios mantenidos con feligreses,  es el que ha puesto en marcha en esta ocasión  durante todo el proceso para mandar cerrar las puertas del templo y anular la Liturgia festiva. Con este proceder ha salido ganando, ya se puede ir de vacaciones el Viernes Santos y no trabajar al dia siguiente, aunque con ellos haya cabreado a la mayoría de los vecinos de este no su pueblo.  Hay que tener en cuenta que, esta tradición de hacer sonar los campanillos, es un caso único en los pueblos de España, no así en los municipios portugueses cercanos donde, como en La Codosera, actualmente se mantiene la misma tradición festiva 



                     Dicha tradición nos viene desde la época en la cual este pueblo era portugués, desde la Edad Media y,  por ello, el sentimiento de sus vecinos es la de recobrarlas en todo su explendor, no sesgada ni criminalizada. 



                    Todo esto sucede porque este cura, que no es de aquí  y que su pueblo, Hornachos,  está muy lejos de La Raya, lo de tocar los campanillos no le gusta nada y menos que entren en su iglesia, porque lo ha demostrado que en el templo manda él y así hasta que se marche. 

                         Pero, como ya hemos visto que es una persona que los temas los medita despacio y en frío, para lograr su propósitos se trazó un plan. 

                   Por la Santa Madre Iglesia, conocemos que Cristo resucitó a las 12 de la noche y por ello, según la tradición,  a esa hora era cuando las campanas repicaban a gloria y los campanillos también. ¿Qué fue lo que hizo el buen cura? Pues, sin consensuarla con las fuerzas vivas de la población,  cambió la hora de celebrarla. La Vigilia en vez de a la media noche, sería a las 8 de la tarde. Madre mía! Había comenzado el enfrentamiento y ver quién tenía más güevos. Muy sabiamente, el buen cura se mostró humilde esperando acontecimientos que no tardaron en llegar. Previamente hubo una llamada por el presidente de la Asociación a los vecinos para una reunión urgente a las 7 de la tarde en la plaza de la Fuente. En el pueblo no se hablaba de otra cosa. La afluencia fue masiva y además, la mayoría, fueron cargando con los campanillos. El cabreo era general y, a cuya reunión se sumaron los miembros del equipo del gobierno municipal. A las 8 y a las 8 y de ahí no se movía. La gente no lo entendía. Eran ganas de molestar. No había mas dialogo. No se pusieron normas ni se pidió, como en otros años, que no entrasen todos en el templo, ¡qué va! El cura se sentó en el sillón y dejó que entrasen, cuantos más mejor, pensaría. La homilía se celebró con todo respeto y en el canto del Gloria, cuando el oficiante hizo sonar la esquila por la resurrección del Señor, el tronar de los campanillos en el templo fue tremendo, pero nada más. Allí no pasó nada más. Pues bien, el buen cura, después del follón que el y solo el había provocado,  espero un año callado, pero interiormente maduraba su plan y esté lo conocieron los fieles el Domingo de Ramos del año siguiente, fecha en la cual se entregaron las hojas parroquiales con los horarios de los desfiles procesionales y demás actos en la parroquia. Por primera vez en la historia religiosa de esta tierra de María Santisima, la Vigilia Pascual no figuraba escrita ni planificada su celebración por ningún sitio. Automáticamente el silencio de todo una año se rompió y en la parroquia, él, junto a su ayudante,  trabajaron en dos frentes. En el interior, en el tablón de anuncios,  el parroco colocó un escrito donde justifica su acción comparándola con la parábola de Jesus, cuando arroja a los mercaderes del templo. Madre mía!. Será posible, pensé, que un sacerdote iguale las dos actitudes. Los mercaderes, la misma palabra lo aclara, vendían sus productos, el templo era un mercado,  mientras que los campanilleros, gente de todas las edades y condiciones, hombres, mujeres, jóvenes y niños,  glorifican a Dios por su resurrección. Ni más ni menos. Vamos, que esto lo diga un cura, ya es de nota, pero de nota con mala fe.  Y la otra, repartieron un escrito de unos cuantos de folios por bares y comercios, incluyen lo llevan al Ayuntamiento donde insultan y mas insultan a los campanilleros en general. Que si no van nunca a Misa, que si entraban en las casas y cometían actos vándalico, robando a sus propietarios.., insultos y mas insultos, sin pruebas ni documentación, insultar por insultar con el mismo fin, que si , que si. Y aparte, no se de donde procedía la noticia que sacaron, que los mismos, los malos, aquellos que hemos indicado, al cura le habían robado su table. Figurate, una table que de segunda mano vale no mas de 200 euros, armar este lio por ese dinero, pero además no es cierto, porque si te roban algo se denuncia, y no constan denuncias ni que nadie viese robar nada. Asi que ladrones del pueblo, nada de nada. 

          Pero en fin, la cosa no queda aquí. Necesitaban un dato mas, la confirmación del Arzobispado. Y así la prepararon. Leanla.  Es de cine.

           Dias depues del desencuentro entre el párroco con los feligreses,  organizaron la visita pastoral. La venida del Sr. Arzobispo para encontrarse con sus fieles, una visita que suele ser muy esperada y recibida con gran alboroto por los vecinos por los majestuoso que suelen ser los actos que se organizan en la parroquia para tal fin.


             Pero esta vez, por primera vez en la historia de esta iglesia local, cambian la ubicación. En la parroquia no seran los actos de bienvenida, serían en la ermita de la Luz,  eligen un espacio pequeño porque de sobra sabía que el pueblo estaba herido y que de los los curas nada esperaban, ya que con anterioridad las persosnas más influyentes en la vida local  habian ido a hablar con el cura y la respuesta siempre era no es no. 

            Pues bien, viene el Sr. Arzobispo, suenan las campanas y comienzan los actos. En la ermita, de los pocos bancos que existen, solo son ocupados un par de ellos el resto vacíos. La mayoría de los asistentes son gente muy próxima al párroco, gente llana del pueblo pocos había. La autoridad eclesiástica se extraña y hace una pregunta al aire, ¿Qué pasa en este pueblo? Como diciendo, que estoy yo aquí, no habéis venido ni a saludarme siquiera,  y seguro que lo único que conocía era la sarta de mentiras que en el panfleto habían escrito. 

           Con todo esto, lo que nos queda es esperar y a ver si el nuevo arzobispo nos contesta a nuestro escrito. Hemos recogido mas de cuatrocientas firmas de personas que quieren que todo este embrollo se aclare, y que sobre todo, no se diga, ni se nombre siquiera, que los vecinos de este pueblo son malas gentes. Eso ni mijita. Eso no se puede consentir, Aquí los malos son otros, los inteligentes que cavilan, como decimos por aquí, con sus martingalas, mas de la cuenta para lograr sus objetivos. 








martes, 16 de abril de 2019

LA CODOSERA en primavera






                    LA CODOSERA en primavera.

               Después de un marzo pardo, en abril, es el mejor momento de salir al campo, pasear por la campiña codoserana y disfrutar del paisaje. 


                Llanura y montaña conjugan un abanico de colores cuando dirigimos nuestra mirada hacia el este, allá, en el lugar donde se pierde nuestra visión por encima de las crestas del castillo de Alburquerque. Por encima de dicha atalaya, bordeando sus murallas se puede contemplar al amanecer el mayor espectáculo de color que nos proporciona la salida del Sol. Este dato solo es el comienzo sorprendente que nos encontraremos cuando realicemos cualquier recorrido por sus alrededores. Si elegimos acercarnos a las cercanias de los ríos Gévora o algunos de  sus afluentes,  observaremos como alisos y chopos se suman al espectáculo primaveral, vistiendo  sus troncos y ramas emergentes con sus mejores galas de un verde intenso.  





                  El rio Gèvora será el norte de las mejores rutas que elijamos, sin olvidar  las dos cadenas de montañas formadas por, a la izquierda rio abajo, las que emergen de la Sierra de San Pedro y a la derecha, a las espaldas de la población, la Sierra del Lugar, continuación de la de Sao Mamede, considerado Parque Natural por nuestros vecinos, al otro lado de la frontera donde,  monte bajo y arboleda junto a tomillos jaras y codesos, crean los matices del violeta, verde con flores blancas y amarillos intensos, que aparecen ante nosotros como el mejor regalo de la Naturaleza.



                 Carreteras, caminos y veredas que, con salida desde el casco urbano, nos brindan la posibilidad de elegir cualquiera de ellas para iniciar nuevos recorridos, rutas por donde nos sumergiremos en ese paraíso natural cuya visión, nuestra madre naturaleza nos obsequia en cada estación primaveral.



            El agua es otro de sus atractivos naturales. Sin ella aquí hubiese sido imposible crear tal belleza. No solo ríos atravesaremos por cualquier camino que elijamos, también el fluir del agua desde la tierra en decenas de manantiales la encontraremos.



                 Río arriba hasta llegar a la frontera, en el pego de La Rabaza, se encuentran las tierras fértiles de este pueblo, son parcelas creadas, desde tiempos remotos, por la mano del hombre, aprovechando las avenidas de sus ríos en cada invernada y sabiendo construir lo que aquí se llaman tapadas, paredes permeables construidas con piedras de pizarra, que han logrado retener las mejores tierras donde, hoy día, se cosechan las mejores hortalizas de esta parte de Extremadura.



                El verde en toda su gama no nos abandonará por cualquier dirección que elijamos. Si nos acercamos al rio, junto a la desembocadura del Gevorete, allá en Las Juntas, por donde el Gévora circula, encontraremos a los obreros preparando las instalaciones de lo que son Piscinas Naturales, construidas en el mismo lecho fluvial, una maravilla para el disfrute de paisanos y forasteros para cuando llega el calor a las puertas de cada verano  



                 El paisaje natural que encontramos por los alrededores de la población, también se observa salpicado por el color blanco que forman las fachadas de algunas de las casas de los propietarios del terreno, viejas viviendas que aquí, son adornadas, la mayoría de ellas por jardines rústicos que engrandecen el panorama del lugar.


             Disfrutar de bellos paisajes, sin olvidar en el recorrido, el cántico de las aves, que aquí forman una colonia completísima, además de poder degustar en los restaurantes locales una gastronomía singular, donde se mezclan los guisos y sabores tradicionales con la herencia de la cocina portuguesa, mereciendo para cualquier viajero realizar una visita a este lugar.



             El refrán popular dice que “todo el que viene a este pueblo se queda”. Yo no creo que todos se queden para siempre, pero, para pasar unas jornadas de placer, les aseguró que sí. No lo duden.


jueves, 4 de abril de 2019





CARTA A LOURDES RABAZO BARROSO.


       Hola Lourdes, muchas gracias por leerme, es una de las cosas mas gratificantes que existen para cualquier escritor, que sus trabajos merezcan la atención de los lectores.




     Sobre tu comentario de que debo de estar aburrido, seguro que te equivocas. Lo que ocurre es que, una vez jubilado, soy dueño de mi tiempo y, precisamente ahora, lo puedo dedicar a una y mil actividades diferentes. Te puedo indicar que antes de las  dos de la madrugadas no me voy a la cama y de ver la tele, nada de nada, así que no me preguntes por programaciones de TV que las desconozco. Solo el futbol llama mi atención y cada vez que hay partidos donde juega mi equipo favorito, seguro que me tienes sentado ante el televisor.  ese si. Seguro que los veo todos.

     A los jubilados nos ocurre mas de los mismo,  que hacemos lo que queremos, sin que nadie nos fiscalice

    Si yo hubiese tenido bastante tiempo libre años atrás, seguro que hubiese protestado en los medios cuando ocurrió aquello de que, una parte del caudal del agua de nuestro río Gévora, la derivasen para el consumo  de nuestros vecinos en San Vicente de Alcantara, una deuda prometida posteriormente en compensación que no cumplieron y que ningún alcalde reclama y todos tan contentos.

     Otra lindeza más, porque hay unas cuantas. Fíjate, se derrumbó una parte del puente medieval y los responsables de velar por nuestro patrimonio miraron para otro lado, como si aquello no fuera con nosotros, cuando era una de construcciones mas antiguas e importantes que en el pueblo había. Pues nada, ahí están las piedras, esparcidas por la ribera esperando que algún gobernante decida restaurarlo.

    De cuando se llevaron el médico, ya ni te cuento. Los vecinos de San Vicente protestaron al intentar llevárselo también y lograron parar el atropello,  hoy tienen su ambulatorio de 24 horas, mientras que aquí, al no haber medico en el pueblo, a partir de las tres de la tarde ni sábados ni domingos, no se ya cuantas muertes se han producido cuando, en algunas ocasiones, los familiares intentan llevar aún con vida a los enfermos hasta la población de Alburquerque y no lo consiguen. Carrión es testigo de ello por todos los que agonizan dentro del automóvil en sus proximidades. Nadie protestó y todos tan contentos.

   Y de esos aburrimientos que tu dices, Mira, gracias a mis comentarios, hoy la carretera de Chandavila tiene un carril independiente para las personas, Me volqué en ello y no dejaba de indicar en los medios que al pueblo le habían quitado el camino por donde, desde hacía decenas de años, los viandantes recorrían .Una vez construida  la nueva carretera, el camino desapareció y llegar hasta el Santuario sin que te atropellase algún vehículo en la calzada fue un ejercicio peligroso que los vecinos del pueblo tuvieron que realizar.

   En ese tiempo que tu dices de aburrimiento, que no lo ha sido y, gracias a que me apasiona la investigación. Con la construcción del puente del Marco descubrí que por sus dimensiones era el Puente Internacional entre dos países mas pequeño del Mundo. Y ahí está, un recurso turístico con que cuenta el caserío del Marco hoy día.

    Y te diré que no paro de investigar y en parte, gracias a ello, mucha gente del pueblo en la actualidad conoce nuestras raíces portuguesas, ya que durante doce siglos estas tierras no fueron españolas y, además, ya pueden contestar al visitante que Bacoco o Lavarse son algunos de los topónimos mal traducidos al castellano del lenguaje portugués.

   Así que ya sabes, en la vida se pueden hacer muchas cosas, sobre todo en la jubilación, porque antes, hay que trabajar para vivir y el tiempo para otras actividades es casi nulo.

  Te vuelvo a dar las gracias por acordarte de mi y, nada, seguimos siendo vecinos y amigos, yo así lo considero.

domingo, 2 de septiembre de 2018

LA CODOSERA Y EL FESTIVAL






Los organizadores del festival hipi ... han negociado este año con las autoridades locales que su festival anual se celebre en LA CODOSERA, en el espacio natural de las Piscinas Naturales del Río Gévora. Para los habitantes de la población, este evento es toda una novedad y muchos de los vecinos, están deseosos de conocer como se va a desarrollar el macro acontecimiento. En estos primeros días de septiembre, el movimiento de personal trabajando en las inmediación del complejo, es constante y las expectativas por parte de los industriales hosteleros de la población, son optimistas. Son varios miles de personas los que se esperan lleguen al festival y convivan en este espacio natural durante seis días, y todo eso es novedosos en estos parajes. Para conocer un poco el perfil del ambiente que se espera durante el festival, os inserto un enlace, al final de esta página, donde podéis entrar. Aparte y, justificando el cambio de ubicación por el de años anteriores, traducido del inglés, tal como aparece en su página web, leyéndolo, se puede adquirir un mayor conocimiento del público que durante estos días convivirán en entre nosotros. 


(traducción al español con el traductor de Google)

CONEXIÓN FESTIVAL vuelve más fuerte que nunca, renace de su esencia !!  Después de dos años difíciles tratando de mantener la comodidad de nuestra audiencia, decidimos cambiar de ubicación: hemos buscado mantener la magia de nuestro venerado "Batán de las Monjas" y mejorar todo lo que no podíamos ofrecer allí en términos de comodidad para nuestros conectores. Después de estos dos últimos años en los que hemos tenido un acceso cada vez más difícil con automóviles y caravanas, el estacionamiento de caravanas y automóviles en el festival ... Con nuestros conectores en una situación cada vez más incómoda ... Para la supervivencia de su festival cambiamos de lugar . No sin agradecer el apoyo incondicional de la gente de San Nicolás del Puerto y el "Batán de las Monjas" al Festival Connection estos 5 años. Ellos siempre estarán en nuestro corazón. Como dato importante: cambiamos la fecha para estar más cerca en el calendario de festivales y en el verano español, para poder aprovechar este lugar y poder disfrutar de los baños en las Piscinas Naturales de La Codosera, donde el baño ¡esta permitido!  ¡Llegan nuevos tiempos y llegan los tiempos de La Codosera y el bendito río Gévora! ¡Algunas piscinas naturales mágicas en un entorno de bosque mágico completamente plano! Con espacio más que suficiente para acampar, estacione su auto o caravana, ¡acceda a caminos de hasta 50 metros desde el escenario principal! ¡Y todas las comodidades que buscamos! Agua potable, sombra y una gran ubicación geográfica a solo 3 horas de Madrid, 2 de Lisboa o 3 de Sevilla. Se encuentra ubicado en la provincia de Badajoz, España. ¡Tenemos capacidad para hasta 5000 personas! ¡El escenario principal tendrá el doble de tamaño para saltar y bailar todo mucho más cómodo en nuestro amado "Templo Oldschool"! Y, sobre todo, recuerde que este equipo de trabajo está más entusiasmado que nunca por demostrar que nuestros errores del pasado se pueden mejorar en un espacio como el que vamos a trabajar solo para usted.  Este año tendremos tres espacios: Templo de Oldschool Etapa de Chillout Escenario de polvo negro Al estar en una situación tan privilegiada, tendremos un servicio de autobús desde Lisboa, Madrid y Sevilla, para que pueda llegar cómodamente desde cualquiera de estos aeropuertos al festival. Nuestro sitio web estará disponible el 1 de diciembre con toda la información relacionada con el festival y la venta de las primeras entradas anticipadas por solo 75 €. Connection Festival 2018 te espera ... ¡El renacimiento de Oldschool Goatrance!




domingo, 27 de mayo de 2018

LA CODOSERA y el embrollo del Castillo.





Componentes y conferenciantes de las charlas. 

LA CODOSERA “AVANZA” podía ser otro título del presente trabajo desarrollado, puesto que ayer, sábado 26 de mayo, fue un día de gran actividad en el pueblo. Desde por la mañana había actos para todos los públicos. En Chandavila, a las 11.30 horas se celebró, entre otros cultos y dentro de la Semana de Espiritualidad por la conmemoración de las apariciones de la Virgen en este paraje, la Misa de los Enfermos, a la que, como cada año, además de los fieles, asistieron cantidad de enfermos venidos desde distintos lugares de la región e incluso procedentes de Portugal, muchos de ellos asistidos por sus enfermeras o cuidadores. Otro de los actos interesantes programados para el día de ayer y para los amantes de la música, fue la exposición de acordeones, donde se expusieron algunos instrumentos procedentes de acordeonistas españoles y otros venidos desde Portugal. Interesante el acto programado para las 4 de la tarde, consistente en un recorrido por el Casco Antiguo, con paradas en los lugares más emblemáticos donde, el grupo de teatro Codotea, protagonizó algunas de sus actuaciones. Pero, por lo que a mi se refiere, os quiero hablar de la charla que se celebró en la Casa de la Cultura programada para las 11 de la mañana y a la que asistió bastante público, no mucho, pero si, unas cuantas de filas de butacas estaban llenas. 


Previamente, el alcalde Joaquín Tejeró realizó la presentación del acto y comentó algunas de las líneas que, sobre el casco antiguo, el ayuntamiento desea poner en marcha. Posteriormente tomó la palabra Juan José Mª Telo realizando un estudio muy documentado sobre los monumentos locales que se encuentran dentro del perímetro callejero del citado casco antiguo, así como también aportando soluciones muy beneficiosas para una futura mejora de su uniformidad paisajística.



El siguiente turno sobre “El Castillo y el final de la Fundación Gumiel” me tocaba desarrollarlo, por lo que he creído interesante que, dado que muchos de vosotros por no encontraros viviendo en el pueblo, no pudisteis asistir y, como guardo en el ordenador el guion de los asuntos mas importantes tratado, lo mejor es que os lo inserte y así podáis conocer y opinar sobre algo tan importante como es el Castillo y la Fundación Gumiel, con todo lo que en la actualidad se conoce.


Sobre la historia de esta fortaleza, queda aun mucha materia por descubrir, y esto es debido a que las fuentes históricas no se encuentran en España, sino que, algunas radican en Portugal y, por ello,  ha sido allí, donde hemos querido dirigirnos para tratar de encontrarlas. Al final tuvimos suerte de lo hallado en 

el Archivo Nacional de la Torre de Tombo ( Arquivo Nacional da Torre do Tombo),


Vista del conjunto de la "Torre do Tombo.

donde se guardan los documentos provenientes de la cancillería real portuguesa a partir del año 1378. Está situado en Lisboa.


            El hallazgo del primer “!1er. Foral do Marvao”, fue primordial para aclarar dudas. Según éste, los límites de su reino en el frente árabe y en esta zona llegarían hasta Asumar, Campo Maior, Ouguela, Carrión, crestas de la Sierra de San Pedro y desde ahí seguían en linea recta hasta su confluencia con el rio Tajo. La conquista a los musulmanes está fechada en el año 1160-62 por el primer rey de Portugal, Afonso Henrique. Por esto, es casi seguro que su construcción es atribuible a los Caballeros Templarios, por ser ellos a los que el rey portugués, después de conquistadas estas tierras, les encomendó su administración y protección y, cuyas primeras actividades fueron las de construir castillos e iglesias fortalezas. 

Año 1945. El castillo con el torreón sin el Santo. 

Lo que si tenemos seguro es que el castillo siempre ha estado en primera línea de fuego y situado en una encrucijada de caminos, cuando no había fronteras, el trayecto más corto entre Madrid y Lisboa,  por donde, a través del tiempo, han pasado ejércitos de diferentes nacionalidades.

                En la actualidad, el Castillo, semi derruido, es propiedad privada, una fundación benéfica, con sede en un pueblo de la Comunidad de Madrid, la Fundación Gumiel Obra Social. Por este motivo y, como dispongo de tiempo libre, al estar jubilado, no hace mucho, en uno de los viajes que hice a Madrid, decidí hacerles una visita, toda vez que a los responsables de la Fundación aquí en el pueblo nadie los conoce. Vamos, ni se les conoce ni se han mantenido conversaciones con ellos, así que pensaba visitarlos por cortesía.

Residencia El Retorno. Lo que queda. 





                Así que una mañana, acompañado por mi hermano y su mujer, nos desplazamos hasta el pueblo de Alalpardo, donde en las afueras del municipio a unos 9 kms, encontramos el letrero de la residencia “El Retorno”, propiedad de la Fundación y a su vez el lugar donde tienen ubicada su razón social. 

                Adentrados en el camino que conduce a la residencia, una arboleda nos impedía visualizarla, hasta que llegamos a un claro donde ante nosotros surgía la estructura de un edificio de ladrillo visto en un total abandono, según las fotografías que os muestro a 
Esta residencia fue abierta en el año 1977, así que, hasta fecha de hoy han pasado 41 años.


                Todo comenzó en los años de posguerra, cuando el Castillo del que hablamos era considerado un terreno donde había olivos, piedras y murallas rotas a las que ningún vecino le prestaba la más mínima atención. La propiedad de la finca estaba formada por varios huertos, olivares muy antiguos y de diferentes propietarios situados en una colina, en cuyas laderas los chavales jugábamos a moros y cristianos, además de utilizar sus pendientes como resbaladeros, resultando un juego muy divertido.



                Y ocurrió que en el pueblo se produjo un fenómeno religioso muy famoso, que hizo que hasta aquí llegaran devotos procedentes de distintos lugares de España y Portugal. Era el año 1945. Uno de estos devotos de la Virgen María, se llamaba Jenaro Lázaro Gumiel, un joven escultor imaginero, residente y con taller en Madrid, que desde el primer momento se ofreció para realizar la imagen de la Virgen Dolorosa, tal como según las niñas, a las que se le apareció en varias ocasiones, así la vieron.



                En el lugar de las apariciones, Chandavila, con mucho esfuerzo,  primero se  una capillita pero, ante el auge de devotos que con frecuencia llegaban al lugar, pronto se pensó en construir un santuario.

                Las obras comenzaron a buen ritmo cuyo importe fue costeado por los fieles, aunque, el joven escultor no abandonaba el lugar y cada vez que faltaba dinero para continuar con las obras, allí estaba él para pagar de su bolsillos las cantidades necesarias. Chandavila tenía un mecenas importante. Don Jenaro, como era conocido por los vecinos. Cada vez que venía, se alojaba en una fonda del pueblo, la de Manuel Bado, aunque por poco tiempo, toda vez que puso sus ojos en las ruinas del Castillo donde, después de comprarlo, en su interior, realizó las obras necesarias para trasladar allí su taller madrileño. Mientras que, en el Santuario, para complacer su deseo, se construyó una cripta donde, a su muerte, fuese enterrado junto a su Virgen, como él la llamaba. Además, la corporación municipal, en el año 1952 le nombró hijo adoptivo y, él, en compensación y como regalo, restauró uno de los torreones y en la cima colocó una colosal imagen de un Corazón de Jesús, con los brazos abiertos.




                Todo iba sobre ruedas hasta que recaló por aquí uno de sus amigos personales, Victorio Mirón Ovejero, un sacerdote salesiano, secularizado, que, dicen había sido su confesor, ganándose, durante las largas temporadas que aquí pasaba, la confianza del joven escultor.






                Don Jenaro pensaba en la muerte. En Chandavila ya tenía su sepultura dentro del Santuario y por eso un dia 3 de febrero del año 1977, decidió hacer una Fundación, después de haber encargado al arquitecto los planos para la construcción de un centro de artes populares donde poder estudiar los niños de La Codosera, y quiso que fuese su amigo Victorio el que velase por la construcción de las obras programadas, en caso de que, por cualquier causa, llegase su muerte. Por esto también hizo testamento nombrándolo heredero universal con la condición expresado, de acuerdo con su conciencia,



Jenaro Lázaro Gumiel.

                Esto ocurría el 3 de marzo, con tan mala suerte, que seis meses mas tarde, el escultor falleció y, dos años después, el 12 de febrero de 1979, don Victor presentaba en la delegación del Gobierno de Badajoz, las modificaciones realizadas en los estatutos de la Fundación, cambiando el uso a “Asistencia en establecimientos residenciales para personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental y drogodependencia”, y dos centros donde atenderlos, uno en La Codosera y el otro en Alalpardo (Madrid). De aquel que ante notario se comprometía bajo su conciencia a construirlo en La Codosera, nunca más se supo, sin embargo, el de Madrid si que se construyó y la residencia El Retorno abría sus puertas al público el 31 de Enero de 1979 acogiéndose a los subvenciones que el Ministerio de Asuntos Sociales le aportaba, unos 500.000 euros por año.






Una vez narrados estos hechos, entendemos que ya tenemos un concepto claro de lo ocurrido y aquí estamos, pero con novedades.






Efectivamente, en estos años pasados en España también han sucedido acontecimientos y de todos es conocido que hemos pasado una crisis importante, pues bien, a la Residencia El Retorno, hace cinco años, en el 2013 la crisis también les llegó. La Fundación vivía principalmente de las subvenciones que el Ministerio de Asuntos Sociales les aportaba, cantidades importantes para mantener a los 15 o 20 ancianos recogidos y algún que otro indigente, entre 400. Y 500.000 éuros por año, que finalmente les han sido retiradas. En bancarrota total y sin atender los compromisos contraídos, entendemos que se han visto obligados a dar por extinguida la Fundación. Y es cierto, aquí pueden analizar el certificado del Ministerio de Justicia certificando que la Fundación Gumiel ya no existe.

--------------------------------------------------------------------------
--------------------------------------------------------------------------





¿Qué hacer entonces?: Este caso está regulado por ley. Cuando una Fundación se extingue, como es este caso, los flecos que de la misma queden resultante, serán sus herederos aquellas personas o entidades cuyos nombres el Fundador haya nombrado en el documento de Constitucion de la fundación como beneficiarios. Por tanto, la duda no existe. Don Jenaro, ante notario, quedó escrito bien claro, que su patrimonio serviría para construir un centro de formación para niños en el pueblo de La Codosera. Por tanto, es el ayuntamiento de La Codosera, y me consta que el alcalde ha retomado este asunto y se encuentra muy interesado en recuperar el Castillo, quien, en contacto con los servicios jurídicos de la Diputación Provincial de Badajoz, es el valedor de solicitar en justicia lo que proceda. Y ahí estamos. El castillo, ahora mismo es tierra de nadie, porque sus propietarios no existen y ese tema hay que solucionarlo y nadie mejor que el pueblo para luchar por recuperar algo tan importante y querido como es nuestro principal monumento. Parece algo imposible, pero, tal como están las cosas, puede que el final esté cerca y que nos llegue la hora en la cual el pueblo pueda disfrutar de unas instalaciones históricas donde desarrollar actividades culturales para el disfrute de los que aquí estamos y de las generaciones que nos precedan. Y nada más, darnos las gracias a todos nuevamente por vuestra presencia y espero no haberles cansado con mis palabras. 

Saludos cordiales y buenas tardes”.



Aqui os dejo dos enlaces del reportaje que publico el periódico EL PAIS en el año 2012.

Posted on June 21, 2012 by cext

A las afueras de Madrid se encuentra “El Retorno” una residencia que acoge temporalmente a emigrantes retornados y niños de la guerra sin recursos, en el municipio madrileño de Alalpardo. Y que por falta de financiación están a la espera de ser desalojados, pero el problema principal, es que nadie sabe a dónde irán.




Ni la directora del centro, ni el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, encargado de gestionar el acceso a la residencia y su traspaso luego a centros de la comunidad de la que son originarios. La situación es crítica, ya que los recursos se han agotado y no pueden pagar ni a la empresa que gestiona el catering del centro, según las palabras de Consuelo Gala, directora de El Retorno y vicepresidenta de la Fundación Gumiel, a la que pertenece el centro.
19 mayores que esperan un nuevo hogar, ya que con la subvención de este año del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, la Fundación no podrá hacer frente a los gastos. El centro necesita unos 440.000 euros y el ministerio les facilita 250.000. La Fundación se sostiene con esta ayuda, que se integra dentro del presupuesto de la Dirección General de Migraciones.
Los requisitos para entrar en el retorno eran superar los 65, ser español, valerse por si mismo y no tener recursos. Lo bueno del centro es la independencia que daba a sus mayores, ya que situado a unos 12 minutos de Alalpardo, al noreste de la región, les da plena libertad de movimiento: Uno de ellos asiste cada semana a las clases del programa para mayores de la Universidad Autónoma de Madrid; otras se acerca a Algete para comprar algunos caprichos con el dinero que les sobra de la pensión, una vez pagada la cuota del centro.
Esperemos que la situación se solucione lo antes posible y que los mayores encuentren el hogar que merecen, desde CEXT les dejamos el video que hicimos hace unos años en la residencia “El Retorno”:


Es interesante estudiar las imágenes de los dos videos, para hacernos una idea de las instalaciones tan estupendas  que la Fundación Gumiel tenía en Madrid y verle las caras por primera vez,  a los directores del centro:


http://www.youtube.com/watch?v=5WkWEuRNvZ4&feature=relmfu