domingo, 10 de marzo de 2013

La Codosera, Lugar de Encuentros.



               


               LA CODOSERA, el pasado 9 de marzo,  ha sido elegida sede por la Asociación Extremeño Alentejana para celebrar su Asamblea anual, según manifiestan los organizadores de este evento. Las razones que les han impulsado no son otras que,   considerar a este municipio un enclave muy importante por estar  asentado en la llamada Raya extremeña, uno de los rincones más bellos de nuestra región.

                     Hemos de resaltar la suerte que tuvimos con el tiempo, ya que, después de estar toda la semana lloviendo, el día, aunque aparecieron algunas nuves, nos permitió desplazarnos de un lugar a otro sin mojarnos.





                 La Asociación Cultural Extremeño Alentejana, es una agrupación de carácter cultural y sin ánimo de lucro cuyo objeto fundamental es el de establecer lazos de relación y hermanamientos en el campo de la educación y la cultura que favorezcan el conocimiento recíproco entre Extremadura y el Alentejo, así como también, y a nivel personal,  propiciar intercambios culturales entre los ciudadanos de ambas Regiones, como igualmente entre sus agentes educativos, lograr que en los colegios asentados en las poblaciones rayanas situadas en ambos lados de la frontera, existan libros editados en la lengua del país contrario, para tal fin. Hasta la fecha uno de sus objetivos ha sido hacer acopio de libros escritos en los dos idiomas para que,  periódicamente, de las 14 maletas que poseen, llenarlas de estos libros y repartirlas, en calidad de depósito,  por los colegios de las poblaciones situadas a ambos lados de la frontera, con objeto que los niños españoles lean a los autores portugueses y los portugueses viceversa.


El deseo de los organizadores era llegar al pueblo a primeras horas de la mañana y desayunar los churros en la cafetería de Fareo, pero las limitadas dimensiones del local les hicieron desistir de la idea. La expedición, en dos autobuses con un total de 95 personas,  llegaba sobre las 11 de la mañana dirigiéndose al Santuario de Chandavila, donde hicieron su primera parada.

                    

                 Agrupados, con gran atención escucharon las explicaciones que se les dieron informándoles someramente sobre la fecha en que fueron las apariciones de la Virgen y la identidad de las principales videntes, unos acontecimientos que  lograron atraer hacía este lugar la atención de los fieles y creyentes.  Se interesaron por la obra del escultor de la imagen de la Virgen, Lázaro Gumiel y valoraron muy positivamente cuantas obras suyas les mostramos.



                    El interés de los presentes era conocer la zona de la Raya y, con la frontera tan cerca, no quedaba otro remedio que mostrársela, así que después de la visita a la Virgen nos acercamos hasta la aldea de El Marco, donde les explicamos de la misma manera, lo importante y conocido que fue  este caserío durante los años del contrabando. 





Un conjunto de casas dividas por el arroyo Abrilongo, que hace de frontera y donde antaño, para cruzarlo clandestinamente, puesto que no era un paso autorizado, los lugareños ponían un tablón de madera que sustituía a las antiguas pasaderas.




                  El tablón ya no existe y cruzar la frontera sin autorización, ya no es un delito. En la U.E. la eliminación de frontera es ya un hecho, del que nos beneficiamos los ciudadanos de los países miembros, pero el arroyo hay que salvarlo y los países diferentes siguen ahí, por tanto, para cruzarlo, las autoridades portuguesas, han construido un bonito puente con barandillas de madera, que dicen es el  internacional más pequeño del mundo.




                  Después de esta visita, sobre el medio día, el grupo de la comitiva, se dirigió hasta el pueblo, a la Casa de la Cultura, para celebrar allí su asamblea.
En las instalaciones les esperaban para darles la bienvenida, nuestro alcalde, Manolo Vilés, el concejal de Cultura, Juanma Gómez Herrera, la responsable de Turismo, Celia y la dinamizadora de dicha área, Cris.

       Como es obligado en estos eventos, el alcalde tomó la palabra para agradecerles su visita y desearles que su estancia entre nosotros fuese lo más cordial posible. El presidente de la Asociación, Angel Bernal, agradeció sus palabras así como también la generosidad del Ayuntamiento al haberles cedido gentilmente sus magníficas instalaciones, sin las cuales no habrían podido celebrar su asamblea. 




    Hay vecinos del pueblo que han mostrado su intereses preguntando los pasos hay que seguir para hacerse socio, ya que, La Codosera tiene mucho que aportar a la cultura rayana y sobre todo a los territorios alentejanos y viceversa, los de la otra parte a nosotros. Así que anotad, si quereis,  la dirección donde podéis encontrarlos.

924 27 65 32
616 736 987  y preguntáis por Carlos.








       La jornada continuo con un almuerzo en el Restaurante Brasería Portuguesa, situado en La Rabaza y puedo deciros, que el personal salió de la comida muy satisfecho del servicio recibido y de la calidad de los productos servidos.